La estufa de gas contra la estufa eléctrica, las ventajas y desventajas

Estufa de gas contra eléctrica

Si te mudaste o solo necesitas una estufa nueva, quizá hayas pensado sobre si comprar una de gas o una eléctrica. Hay muchas diferencias entre estas dos aunque sirvan para lo mismo, si te interesa, aquí te contamos sobre la estufa de gas contra la estufa eléctrica, las ventajas y desventajas.

Ventajas de las estufas de gas

La mayor ventaja de usar una estufa de gas es la vista, solo hace falta ver la flama para saber cómo va a calentar. Al encender una estufa de gas se obtiene una llama instantánea y constante que se puede ajustar fácil. No hay que preguntarse si la estufa está encendida o apagada, caliente o fría.

Las llamas de una estufa de gas natural también cocinan los alimentos más rápida y uniformemente.

Desventajas de las estufas de gas

La desventaja más notable de usar una estufa de gas es el precio. Las cocinas de gas suelen ser más caras y a veces difíciles de instalar.

La otra desventaja importante de usar una estufa de gas es el propio gas. Si un calentador no se enciende inmediatamente, la estufa sigue liberando gas en el aire.

Ventajas de las estufas eléctricas

La mayoría de las estufas eléctricas que se venden hoy en día tienen una elegante cubierta de cristal que realza el estilo de la propia estufa. La cubierta de cristal es fácil de limpiar en la mayoría de los casos de salpicaduras; no es necesario quitar nada.

Las estufas eléctricas son bastante fáciles de manejar y menos costosas de comprar e instalar, lo que las convierte en buenas opciones para las personas que no suelen pasar mucho tiempo en la cocina.

Una estufa eléctrica también ofrece la superficie de trabajo más estable para ollas y sartenes. También ofrecen un espacio de almacenamiento adicional debajo del horno, algo que las cocinas de gas no ofrecen.

Desventajas de las estufas eléctricas

Aunque las cocinas eléctricas son bastante fáciles de usar y manejar, cocinan los alimentos más lento que las cocinas de gas. También pueden ser un problema para los panaderos en cocinas pequeñas, ya que el azúcar que se derrama en la cubierta de cristal es muy difícil de quitar una vez que se calienta.

Si vives en una zona con muchos cortes de electricidad, tu cocina no funcionará en esos momentos. Este uso de la electricidad también le costará más para operar la estufa, que la energía utilizada por una estufa de gas similar.

La ganadora de la batalla de la estufa de gas contra la estufa eléctrica la decides tú, considerando presupuesto o hasta las dimensiones de tu casa. Recuerda que cualquiera de las dos es perfectamente funcional y su comodidad depende del uso que vayas a darle.

También puede interesarte: Mejores motos para principiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.